Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Habitación infantil
Esto es lo que no puede faltar en una habitación Montessori

¿Cómo es una habitación Montessori? Te contamos todo lo que necesitas tener en la habitación de tus peques para aplicar esta metodología.

28/01/2022

A principios del siglo XX, la doctora y educadora italiana, Maria Montessori, creó lo que hoy conocemos como método Montessori. Es una forma de pensar y diseñar espacios centrados en el niño, donde prima su educación y cuidado. Sus principios se aplicaron primero en las guarderías y ahora han ganado popularidad en los hogares.

 

Con este método conseguimos entretener al niño y ayudarlo a desarrollar algunas habilidades. Hay que priorizar siempre la segunda opción frente a la primera. También permite a los niños entender el mundo que les rodea mediante el tacto o la vista, siempre según su edad.

 

Estéticamente es una maravilla. ¡En Garabatos nos encanta este método! Por eso, en este artículo te contamos los elementos que no pueden faltar en una habitación Montessori.

 

Las camas montessori

 

La cama es el elemento más importante del dormitorio. Las camas Montessori son, a menudo, la primera cama que usa un niño pequeño y son ideales para la transición de una cuna a una cama.

 

Tenemos que tener en cuenta que se trata de una cama baja de la que el niño puede subir y bajar sin tu ayuda. Este diseño fomenta su autonomía y le ayuda a ser mucho más independiente.

 

Hay muchos diseños diferentes. Puedes elegir camas que se asienten directamente en el suelo o con otras estructuras.

 

Las mesas de juegos

 

El método Montessori pone gran énfasis en el juego como canal para el desarrollo de los niños. Por eso, en una habitación Montessori no puede faltar una mesa con sillas para jugar.

 

Utiliza siempre un tamaño adecuado a la altura y edad de tu pequeño para que pueda sentarse y levantarse sin tu ayuda.

 

Las estanterías y los percheros

 

En la misma línea de decoración Montessori, siempre es muy recomendable una estantería en la habitación. Complementan al resto del mobiliario y son geniales para colocar libros, peluches o lámparas quitamiedos. 

 

Recuerda que los tonos deben ser lo más neutros posible, pero puedes añadir un toque infantil para darle un poco más de carácter al dormitorio. 

 

Lo mismo pasa con los percheros. Lo importante es que se adapte a las características del peque para que él mismo sea quien coja la ropa, la cuelgue y la tenga a mano. Vestirse solo es uno de los pasos más importantes que debe dar un niño a medida que crece, y este tipo de muebles se lo pone más fácil.

 

La iluminación

 

La iluminación es fundamental en las habitaciones Montessori. Debemos buscar un lugar con la mayor cantidad de luz posible, y hacer de ello un ambiente cálido. Por la noche, lo ideal es utilizar una lámpara de techo con luces led, que es más suave y favorece la relajación de los niños. 

 

Con este elemento, podemos dejar volar tu imaginación y agregar más diversión a la habitación. 

 

Y estos son los elementos más importantes que no pueden faltar en una habitación Montessori. En Garabatos disponemos de una amplia variedad de muebles adaptados a esta metodología y nuestros expertos te podrán asesorar en todo momento. ¡Esperamos que te haya gustado!

 

Compartir en  Facebook  |  Twitter