Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Mundo Garabatos
Trucos para que los niños duerman mejor

Con la edad, eso de echarse la siesta o irse a la cama empieza a ser más una bendición que un castigo. Pero los más pequeños de la casa, llenos de energía y ganas de explorar y jugar pueden tener poco interés en irse a la cama.

29/07/2021

Con la edad, eso de echarse la siesta o irse a la cama empieza a ser más una bendición que un castigo. Pero los más pequeños de la casa, llenos de energía y ganas de explorar y jugar pueden tener poco interés en irse a la cama.

 

Esto es normal, pero si notas que a tus hijos les cuesta irse a dormir, te despiertan en medio de la noche o incluso están empezando a temer la hora de irse a la cama no te preocupes. 

 

En las distintas etapas de crecimiento es normal que los niños presenten algunos momentos de dificultades en seguir ciertas normas, horarios o costumbres. Esto forma parte del desarrollo normal de los niños.

 

Por eso desde Garabatos os traemos unos trucos para facilitarte que los pequeños tengan dulces sueños.

 

 

Horarios:

 

Lo más importante en los hábitos de sueño es la constancia en los horarios. Si acostamos a nuestros hijos siempre a la misma hora, es más fácil que su cerebro llegado ese momento los predisponga a tener sueño y estar menos activados.

 

 

Las actividades:

 

Otra de las causas de la falta de sueño a la hora de acostarse pueden ser las actividades que se han ido realizando en las horas previas. En el caso de los niños es mejor reservar las actividades más intensas (juegos, paseos, ir al parque, actividades escolares, etc.) para las primeras horas de la tarde ya que estas actividades si se dan muy tarde pueden hacer que lleguen a la cama demasiado excitados. 

 

Por otro lado un baño relajante, leer algún cuento o escuchar música tranquila son actividades perfectas para ir preparando a nuestros pequeños para la noche.

 

 

El ambiente:

 

El entorno en el que los niños duermen es otro factor condicionante para garantizar un sueño de calidad.

 

La temperatura, la cama, la iluminación (hay niños que duermen más tranquilos si la habitación no está completamente a oscuras) son factores que de estar bien dispuestos facilitarán y mucho las cosas a la hora de irse a la cama.

 

 

La cena:

 

Todos sabemos que cenar demasiado o según qué alimentos puede arruinarnos la noche. 

 

Con los niños pasa lo mismo. Nada de cenar justo antes de irse a la cama, ni demasiada cantidad y tampoco alimentos pesados ni muy grasos para la última comida del día.

 

Puedes optar por las verduras, un plato ligero y muy saludable, para este momento y aprovechar así para ir introduciendo este alimento en la dieta de los niños.

 

 

Esperamos que estos trucos te hayan facilitado la tarea. Si estás pensando en darle un cambio a la decoración del cuarto de los pequeños o necesitas una cama nueva, visita las tiendas garabatos. ¡Estaremos encantados de asesorarte! En nuestras tiendas encontrarás todo tipo de soluciones de almacenaje, camas y mobiliario que se adapten a las necesidades de tus hijos, las tuyas y vuestro espacio.

Compartir en  Facebook  |  Twitter