Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Habitación infantil
Habitaciones compartidas. ¿Sí o no?

A todos nos gusta tener nuestro propio espacio, es un hecho. A pesar de la tendencia de compartir el dormitorio con la pareja, no es hasta esa etapa cuando solemos dejar de lado la preferencia de tener nuestro propio cuarto.

15/07/2021

A todos nos gusta tener nuestro propio espacio, es un hecho. A pesar de la tendencia de compartir el dormitorio con la pareja, no es hasta esa etapa cuando solemos dejar de lado la preferencia de tener nuestro propio cuarto.

 

En los niños (y sobre todo adolescentes) ocurre exactamente lo mismo. Una habitación para cada uno ofrece mayor intimidad, pero también requiere más espacio de almacenaje y mayor capacidad de personalización cuando los niños están en edades muy diferentes.

 

No es lo mismo adecuar un cuarto para las necesidades de un adolescente que para un niño en primaria.

 

Pero hay ocasiones en las que la elección se vuelve necesidad. Es el caso de contar con una casa de tamaño reducido o una sola habitación libre. El proceso siempre será más fácil cuanto menos distancia haya entre las fechas de nacimiento de los niños, por las necesidades comunes de la edad.

 

Pero que no cunda el pánico, desde Garabatos os traemos algunas propuestas y consejos para aprovechar al máximo el espacio y que el hecho de compartir habitación no sea un problema para los niños.  

 

 

Literas:

 

A la hora de introducir dos camas en la habitación se puede optar por la opción de las literas. Si los niños ya tienen cierta edad como para poder subir a la litera solos sin peligro (o al menos el mayor de ellos) puede ser una opción fantástica que nos ayudará a ahorrar espacio. Además si son más de dos, en garabatos ofrecemos combinaciones de hasta 4 camas, el máximo ahorro de espacio.

 

Otra opción que puede resultar muy útil es la introducción de dos camas en bloque o también 2 camas individuales. De esta forma eliminamos la escalera y facilitamos el acceso a los dos colchones. 

 

 

Almacenaje:

 

Un niño puede requerir una gran capacidad de almacenaje, pero con dos pequeños (o más) en el cuarto la cosa puede complicarse.

 

Puedes optar por soluciones ultra-compactas, que multiplican la capacidad de almacenaje con el mínimo uso del espacio.

 

 

Escritorio: 

 

Si uno de tus hijos, o varios,  ya han comenzado la etapa de tareas escolares, pueden necesitar un escritorio en el cuarto.

 

Puedes optar por añadir un escritorio individual si sólo uno de ellos lo necesita o por el contrario, y con una visión a futuro, optar por un escritorio doble. Esto te garantizará que cuando ambos necesiten usarlo puedan hacerlo sin problemas. Además con soluciones tan compactas se puede aprovechar muy bien el espacio.

 

Otra opción es establecer turnos para las tareas. Una idea que funcionará genial si sus actividades extraescolares no coinciden en horarios.

 

 

Visita las tiendas garabatos si tus hijos necesitan compartir cuarto y no quieres renunciar a su confort y bienestar. En nuestras tiendas encontrarás todo tipo de soluciones de almacenaje, camas y mobiliario que se adapten a las necesidades de tus hijos, las tuyas y vuestro espacio.

Compartir en  Facebook  |  Twitter