Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Mamá, quiero cambiar mi habitación.

Cuando llega la etapa de la adolescencia, o la preadolescencia, son muchos los cambios que se producen en los niños. Uno de los cambios mas significativos es el cambio de mobiliario de su habitación, ya sea meramente decorativo o por necesidades como una cama más grande, un escritorio. También se hacen innecesarios algunos accesorios de la habitación que anteriormente les facilitaban las actividades cuando eran más pequeños.

08/07/2021

Cuando llega la etapa de la adolescencia, o la preadolescencia, son muchos los cambios que se producen en los niños.

 

Uno de los más llamativos y tempranos es su negativa a seguir identificándose con la imagen de niños, es decir, cambian sus intereses, su forma de expresarse y también sus gustos y necesidades.

 

Muchas veces este cambio viene acompañado también de cambios externos, como pueden ser el cambio en la forma de vestir o su estilo.

 

Otro cambio frecuente es el cambio de mobiliario de su habitación, ya sea meramente decorativo o por necesidades como una cama más grande, un escritorio. También se hacen innecesarios algunos accesorios de la habitación que anteriormente les facilitaban las actividades cuando eran más pequeños.

 

Otro de los cambios más drásticos es la necesidad de tener su propio espacio e intimidad, ya que a ciertas edades los niños empiezan a reclamar su independencia, especialmente dentro de casa y con los progenitores.

 

Por ello desde Garabatos os proponemos varias ideas para que podáis acompañar y asesorar a vuestros hijos en este momento tan importante para ellos, hacerlos sentir más cómodos en su espacio personal y favorecer su desarrollo en nuevas áreas que van cobrando importancia, como el ámbito académico o la intimidad, tan relevantes en ese momento vital que es la adolescencia. 

 

 

Cama:

 

Puede que la cama de tu hijo haya hecho su trabajo durante unos años, pero el desarrollo que se da en la adolescencia puede hacer que el niño ya no se sienta cómodo en su cama, especialmente si ya ha iniciado la etapa del “estirón” tan típica de esas edades.

 

Una cama más grande y también más alta pueden cambiar por completo las sensaciones a la hora de usar el elemento más importante de cualquier dormitorio. Favoreciendo así el descanso y con ello el resto de áreas de la vida de nuestros hijos.

 

Puede ser el momento de pasar a una cama de 1,05 o incluso una cama doble si abunda el espacio y es de vuestro gusto. Todo dependerá de las necesidades del niño y las posibilidades del cuarto.

 

 

Almacenaje:

 

Con la adolescencia el cambio de habitación no será el único cambio que ocurrirá dentro de las habitaciones de los niños.

 

Sus necesidades de cambio y de expresión se transmitirán a su forma de vestir, y con ello su ropa cambiará actualizando su armario por completo. Esto sumado a tallas más grandes, el paso al instituto y el aumento de mudas de ropa puede generar una falta de espacio en sus armarios. Soluciones con almacenaje un poco superior a las que tenían de pequeños pueden ser una gran idea.

 

 

Escritorio: 

 

Puede que hasta ahora tus hijos hayan hecho sus deberes en el salón, contigo o en la cocina. Pero con el inicio del instituto las exigencias del ámbito académico se multiplican. Esto hace que los niños pasen más tiempo estudiando y menos jugando en sus cuartos.

 

Cambiar la zona de juegos por un escritorio es una decisión que ha de tomarse tarde o temprano, y la adolescencia es una buena oportunidad para ello. 

 

 

Te invitamos a visitar las tiendas garabatos para inspirarte en este cambio de mobiliario. Si puedes, ven con tus hijos y hazlos formar parte del proceso, estarán encantados.

Compartir en  Facebook  |  Twitter