Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su visita y recopilar datos analíticos. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Consejo
Consigue que la luz entre en la habitación de tus hijos

¿Luz fría o cálida? ¿Lámpara especial para leer y estudiar? A la hora de preparar la habitación de los más pequeños, la elección de la iluminación debe de ser igual de importante que el colchón elegido para el descanso o la silla de estudio.

19/09/2019

¿Luz fría o cálida? ¿Lámpara especial para leer y estudiar? A la hora de preparar la habitación de los más pequeños, la elección de la iluminación debe de ser igual de importante que el colchón elegido para el descanso o la silla de estudio. Lo más importante es que el cuarto de los niños tenga una ventana por la que entre luz natural, ya que afecta de manera positiva en el estado de ánimo. Si quieres evitar problemas de salud para tus hijos como trastornos de visión o dolores de cabeza, desde Garabatos os traemos los mejores consejos para conseguir una iluminación acogedora y óptima para el descanso, el estudio y el juego de los niños.

 

 

Consejos de iluminación para el dormitorio de los niños

 

Luces de ambiente para dormir, de mesa o de trabajo son algunas de las muchas posibilidades que pueden combinarse con las lámparas de techo (las que proporcionan la iluminación principal del dormitorio) dependiendo de las necesidades de los niños:

 

  1. Iluminación y seguridad. Lo primero de todo es la seguridad de los niños. Estamos hablando de iluminación, por lo que mantener a salvo a los pequeños de la electricidad debe de ser la prioridad por encima de todo. Mantén los cables en perfecto estado y alejados de los niños y la fuente de luz cubierta o protegida para evitar que se quemen.
  2. Luz de techo. Es la que proporciona la iluminación principal. Existen dos opciones: apliques de pared o lámparas colgantes. Como norma general, si los techos son altos las lámparas colgantes funcionan bien y si el techo es bajo, es mejor poner un aplique fijo. Ambas van a proporcionar suficiente luz para realizar cualquier actividad a los niños una vez llegue la noche.
  3. Iluminación acorde a sus necesidades. No es lo mismo hacer los deberes que jugar en el dormitorio o irse a la cama a descansar. En cada zona del dormitorio debe existir un tipo de iluminación:

 

  • Para relajar el cuerpo y la mente de los niños antes de ir a la cama, es aconsejable instalar luces con luz cálida. Esta temperatura de color en la luz es interpretada por el ojo con la noche y el momento de descanso. Instala por ejemplo una lamparita con este tipo de iluminación en la mesilla a la hora de irse a la cama para leer un cuento justo antes de descansar. La mejor manera de relajarse y tener un sueño reparador.
  • Zona de estudio. Busca una luz que permita al niño a estudiar y hacer sus tareas sin tener que forzar los ojos. Lo mejor es una luz blanca neutra directa. En Garabatos recomendamos usar una lámpara tipo flexo, pero ¡ojo! Es importante que no se produzcan sombras sobre el papel y que tenga la cantidad de luz perfecta para que tus hijos no fuercen la vista o se acerquen demasiado a las hojas descuidando la postura.
  • Zona de juegos. Si quieres que tu hijo se active más a la hora de jugar debes apostar por una luz más blanca, mientras que si prefieres que mantenga un juego relajado, debe ser más cálida. Aunque normalmente van a usar la luz de techo en la zona de jugar.

 

  1. Luz de guía y fantasía. Para los pequeños más miedosos existen luces quitamiedos. Suelen ser pequeñas lámparas independientes que se colocan en la mesilla con una luz tenue o se enchufan cerca de la cama. Son discretas y pequeñas, aunque algunas tienen luces multicolores son muy suaves y van variando creando bonitos efectos.

 

Con estos consejos conseguirás la mejor luz para el dormitorio de los pequeños creando diferentes ambientes que acompañarán a tus hijos no solo en cada momento del día, también en cada etapa de su crecimiento. Y recuerda que siempre que quieras  asesoramiento profesional desde Garabatos podemos ayudarte a conseguir la mejor decoración para las habitaciones de tus hijos.

 

 

 

 

 

 

Compartir en  Facebook  |  Twitter