Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Habitación juvenil
Cómo transformar una habitación infantil en un dormitorio juvenil en 5 pasos

Lo sabemos, tu hijo se hace mayor. Ha llegado el momento de guardar todos sus juguetes y redecorar su habitación con una estética más juvenil y moderna.

24/03/2021

Estás en una etapa con sentimientos encontrados: adoras ver a tu hijo crecer pero añoras cuidarle como a un bebé. Lo sabemos, tu hijo se hace mayor. Ha llegado el momento de guardar todos sus juguetes y redecorar su habitación con una estética más juvenil y moderna. Un toque diferente con el que ahora tu hijo se sienta más identificado y representado. 

 

Si te preguntas cómo pasar de una decoración infantil a una más juvenil, estás en el sitio idóneo. En Garabatos te damos una serie de consejos que debes tener en cuenta para conseguir una habitación ideal para tu niño. 

 

 

1. Colores y luminosidad

 

Elimina cualquier rastro infantil y di adiós a la decoración de niño pequeño. Apuesta por la sencillez y los colores neutros como puntos clave para el cambio. 

 

El color blanco es el color por excelencia ya que aporta luminosidad: cualquier elemento decorativo será bienvenido en la habitación. Además, este color hará que la habitación se vea más espaciosa y, por lo tanto,  sea más cómoda para tu hijo. 

 

 

2. Espacio extra

 

Ahora que tu hijo crece, necesitará mucho más espacio de almacenaje. Ya no guardará juguetes pero tendrá mucha más ropa, zapatos y complementos. Por eso, necesitará algún espacio extra. Además, tú lo agradecerás porque le facilitará mantener la habitación ordenada. 

 

Existe una gran variedad de muebles de almacenaje donde escoger para su dormitorio: armarios, cómodas, cajoneras y librerías. Si dispones de espacio reducido siempre puedes acudir al uso de mobiliario funcional que le permitirá guardar cosas debajo de la cama o ponerlas encima del armario.

 

 

3. Una cama amplia y cómoda

 

Tu hijo va a reemplazar la zona de juegos por la cama. Muy a tu pesar, la cama no sólo la usará para dormir, durante el día tendrá la función de sofá: leer, escuchar música, ver películas y series… Los adolescentes valoran la privacidad y la libertad de tener un espacio propio donde recrearse y pasar el tiempo. Por eso, debes cambiar la cama infantil por una juvenil o adulta, mucho más amplia y cómoda.

 

Si no dispones de mucho espacio, en Garabatos puedes encontrar una gran variedad de camas juveniles: camas compactas, camas horizontales, camas abatibles, etc. que encajarán a la perfección en su nueva habitación. 

 

 

4. Añade una buena zona de estudio

 

Poco a poco, las cosas en el colegio se van a ir poniendo más interesantes y tu hijo tendrá que pasar cada vez más horas en su escritorio haciendo deberes y estudiando. 

 

Disponer de una buena zona de estudio va a ser vital para él: una mesa amplia, una silla cómoda, cajones para guardar libros y cuadernos, etc. Así, podrá crear una buena rutina de estudio y encontrar un espacio idóneo donde concentrarse.

 

Así que ya lo sabes, elimina la zona de juegos de su habitación y dale a tu hijo una zona de estudio donde dar lo mejor de sí mismo. 

 

 

5. Detalles con personalidad

 

Por último,  es importante que dejes que tu hijo participe en la decoración de su nueva habitación.

 

Si tu hijo participa en las decisiones y añade detalles de acuerdo a su personalidad, se sentirá más identificado y representado. Así, ahorrarás tiempo y dinero en decorar una habitación que, de otra forma, querrá cambiar desde el primer momento.

 

 

 

Ahora que has decidido dar el paso, ¡no lo dudes y sigue estos consejos! Recuerda que el objetivo es brindar a tu pequeño un espacio en el que se sienta cómodo y pueda ser él mismo, así que olvida por un momento tus gustos y ten en cuenta sus preferencias desde el primer momento. 

 

Si tienes alguna duda, el equipo de expertos de Garabatos te aconsejará para conseguir la habitación de sus sueños. ¡No olvides visitar nuestra web o tu tienda Garabatos más cercana!

Compartir en  Facebook  |  Twitter