Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Mundo Garabatos
Jugar y dormir en la misma habitación, ¿cómo equilibrarlo?

A la hora de elegir una habitación para tus hijos, no siempre tienes muchas posibilidades y es en un único lugar donde deben hacer todo: jugar, estudiar, descansar, leer, dormir… Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

23/06/2020

A la hora de elegir una habitación para tus hijos, no siempre tienes muchas posibilidades y es en un único lugar donde deben hacer todo: jugar, estudiar, descansar, leer, dormir… Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

 

Te adelantamos que la clave en cualquier habitación es transmitir la sensación de paz y de tranquilidad. Algo que no es muy fácil de conseguir en un dormitorio infantil ya que, como niños que son, cualquier cosa tiene un motivo lúdico.

 

¿Cómo hacerles distinguir entre descanso y juego?

 

Si tus hijos duermen, juegan y hacen todo tipo de actividades en el mismo lugar, es importante que sepan diferenciar cuando es momento de dormir y cuándo, por el contrario, es momento de diversión.

 

Los colores tienen un papel muy importante en este sentido y, en consecuencia, una psicología propia que influye directamente en cómo percibimos un espacio determinado y como nos sentimos en él. Es por este motivo que las tonalidades que se utilizan en la decoración de las estancias, son muy importantes y pueden hacerles entender a la perfección que cada cosa tiene ‘su momento y su lugar’.

 

Zona de descanso

 

¿Sabes que los tonos fríos producen un efecto relajante y de tranquilidad? El azul pastel, el verde y este tipo de colores son perfectos para la zona de descanso. El color azul transmite calma y ayuda a relajar la mente, así como a facilitar la concentración. El verde pastel, en cambio, es ideal para crear ambientes orgánicos y es uno de los colores más relajantes para el ojo humano.

 

Esto le convierte en una tonalidad ideal para las habitaciones infantiles porque fomenta la concentración pero también la tranquilidad.

 

Zona de juegos

 

Si la estancia es lo suficientemente grande, lo ideal es dividir espacios y hacerlo mediante el uso del color, puede ser una gran opción. En la pared donde está la cama podemos emplear tonos más pastel o neutros, que siempre son un acierto o incluso tonos empolvados llenos de serenidad.

 

En cambio, para la zona de juegos, podemos utilizar colores más fuertes y vibrantes. ¿Cuál es la mejor opción para combinar ambas estancias? Sin ninguna duda, añadir decoración sutil de la tonalidad más vibrante, en la zona pastel, para conseguir una uniformidad visual.

 

Evidentemente el color no es el único protagonista en esta separación de ambientes y, los objetos de decoración, también ayudan a crear y enfatizar la zona más lucrativa de la habitación.

 

 

 

 

Compartir en  Facebook  |  Twitter